La amistad, la pérdida y el terrorismo en Leviatán de Paul Auster

by - 08:00

leviatan+paul+auster

      Paul Auster es un novelista de ideas, uno de esos escritores que emplean la ficción como vehículo para reflexionar sobre la naturaleza del mundo que nos rodea. Con su aclamada “Leviatán” nos introduce en un universo caótico, donde las coincidencias y los eventos fortuitos se van encadenando con la naturalidad y aleatoriedad con que suelen suceder en la vida real.
      La historia comienza con una explosión, el gran estallido de una bomba que despedaza y deja irreconocible a un muerto y, al mismo tiempo, consigue despertar el interés del FBI. Nuestro narrador, Peter Aaron, novelista de moderado éxito golpeado por los embates de la vida, está seguro de que el responsable del acontecimiento –y al mismo tiempo su víctima- es su antiguo amigo Benjamin Sachs. En esta narración que ha escrito a contrarreloj para ganarle de mano a las autoridades de la investigación, el hombre nos hablará de su amistad de 15 años con Benjamin, un novelista frustrado que conoció en su juventud, y desarrollará en detalle una bizarra secuencia de coincidencias que llevaron al hombre a su trágico final. Conoceremos una serie de pintorescos personajes -esposas, amigas, gente del underground de las grandes ciudades- que influyen directa o indirectamente en las decisiones de ambos protagonistas.
      Siguiendo la buena tradición de la ficción literaria, los acontecimientos le sirven al autor como medio conductor para explorar su propio material y describir la dificultad de dos escritores luchando –de diferentes maneras- para enviar un mensaje al mundo. Es un libro que explora las complejidades y sutilezas de la amistad entre dos hombres y que nos ilustra la manera en que dos sujetos de naturalezas opuestas reaccionan ante los golpes caprichosos de la vida. En los nombres de los protagonistas y el manuscrito literario final de Benjamin –Leviatán, que le da nombre a la novela- hay un poco de simbología bíblica y alusiones al Leviathan de Hobbes. De todos modos, el trabajo metafórico es muy sutil, ya que el foco de la novela se centra en el conflicto de sus personajes con su propia naturaleza y su capacidad de traicionar, rendir lealtad, nutrir o perdonar.
      Algunos personajes secundarios interesantísimos de este libro son: María, una joven artista bohemia que se cree por encima de las convenciones sociales hasta que su temeridad la choca de frente; Lillian, una prostituta cuya complejidad innata y difícil circunstancias la vuelven impredecible y extravagante; y Fanny, una aparente esposa sencilla y hogareña que sorprenderá al revelar su mundo interior.
      Ante todo, Leviatán es una novela de matices. Trata de saldar las contradicciones de la condición humana y hacer al mismo tiempo una leve crítica social. Explora la dimensión de las interacciones cotidianas y cómo estas repercuten en otros, además de la cualidad absurda de todo idealismo que, en casos exacerbados como el de uno de nuestros protagonistas, puede terminar desembocando en el terrorismo.
      Otro de los temas importantes del libro es la pérdida, pero no entendida desde la tragedia sino más bien desde la cotidianeidad. Auster nos muestra cómo sus personajes van perdiéndolo todo, poco a poco, empezando por las pequeñas cosas y culminando en aquellas que constituyen el núcleo de sus vidas. Termina ilustrando el resultado de perder aquello que le da sentido a nuestras vidas y, al final, la ausencia total del sentido mismo de la vida. En ese sentido, es una narración ligeramente pesimista.
      En lo personal debo decir que me encantó. Considero a Paul Auster uno de los escritores más talentosos que he conocido y pienso que su prosa y la infinita delicadeza de su lenguaje contribuyen a generar una atmósfera única en cada cosa que escribe. Si bien no estoy de acuerdo con algunas de las posturas políticas que nos presenta en este libro, ni mucho menos con esa suerte de justificación –y hasta romantización- del terrorismo que hace en sus últimas páginas, me pareció una obra logradísima. Fue mi segunda novela del autor (luego de “El país de las últimas cosas” que pronto reseñaré) y me ha dado el impulso necesario para decidirme a explorar toda la bibliografía de este maravilloso escritor.
      Leviatán es una novela muy original, una narración de vidas entrelazadas, revelaciones y sueños quebrados. A veces es conmovedora, otras grotesca y en ocasiones devastadora. Queda totalmente recomendada.

      ¿La han leído? Si es así, díganme en los comentarios qué les pareció :)

leviatan+paul+auster

Quizás también te interese:

0 comentarios